Ciencia para todos T02E37: Cómo afecta el confinamiento al profesorado, al alumnado y sus familias

Por Francisco R. Villatoro, el 12 junio, 2020. Categoría(s): Ciencia • Docencia • Podcast Ciencia para Todos (SER) • Recomendación • Science ✎ 1

Te recomiendo escuchar el podcast del episodio T02E37, «El confinamiento ha afectado anímicamente al profesorado y al alumnado y sus familias», 11 jun 2020 [13:05 min], del programa de radio “Ciencia para todos”, en el que participo junto a Enrique Viguera (Universidad de Málaga), coordinador de Encuentros con la Ciencia. Esta sección semanal del programa “Hoy por Hoy Málaga” presentado por Isabel Ladrón de Guevara, se emite todos los jueves en la Cadena SER Málaga (102.4 FM) entre las 13:00 y 14:00 horas (no tiene hora fija de emisión en directo, pero suele ser entre las 13:05 y las 13:15). En este programa también ha intervenido Lola Calvillo. Todos hemos intervenido desde nuestras propias casas vía teléfono.

«Tras hablar de nuestra propia experiencia universitaria, hemos entrevistado a Miguel Ángel Rando, Coordinador del Servicio de Atención Psicológica de la UMA. El estado anímico de docentes, estudiantes y sus progenitores puede haberse visto afectado por el coronavirus o por la situación de tensión que hemos vivido. Rando explica en la SER que todo lo que hemos vivido en los últimos meses durante esta crisis sanitaria ha sido una situación muy novedosa para la que nadie estaba preparado. Generalmente una situación nueva genera ansiedad, algo que desaparece al cabo de los días cuando se controla, es lo que ha ocurrido en la mayoría de los hogares españoles. Este experto señala que el alumnado con menor apoyo tecnológico ha podido sufrir más las consecuencias en estos meses sin clases presenciales».

Escucha «El confinamiento ha afectado anímicamente al profesorado, al alumnado y sus familias» en Play SER.

Isabel: Estamos a 11 de junio, quedan escasamente 15 días de colegio y un poco más en la Universidad. Además, a principio de julio comienzan las Pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad, la famosa selectividad. Durante todo este tiempo el alumnado ha estado siguiendo su curso desde pantallas, ordenadores, teléfonos móviles y detrás ha estado un profesorado trabajando desde casa para los que, como decía la canción, su lema ha sido “lo importante es que nadie se quede atrás”. Francis, Enrique, vosotros como profesores de la Universidad, ¿cómo lo habéis vivido?

Enrique: Bueno, en mi caso yo había concentrado toda la docencia desde septiembre hasta marzo, para poder dedicarme al laboratorio el tiempo restante con lo cual se desató la pandemia justo cuando acabé la parte más importante. La profesora que continuó mi parte, pues como la gran mayoría de profesores, ha seguido impartiendo las clases en formato online, docencia a distancia no presencial, a través de algunas de las plataformas como Zoom, Microsoft Teams, o el propio campus virtual de la UMA, con lo cual se han impartido todos los contenidos teóricos y se han potenciado las evaluaciones de actividades continuas. Hasta la docencia práctica se ha intentado simular con mucha imaginación para que al menos los contenidos pudieran impartirse.

Quisiera destacar el esfuerzo que han realizado los equipos decanales, equipo de gobierno, así como el profesorado y personal de administración y servicios para adaptar los contenidos a un entorno virtual. Era una situación inesperada y aunque en ocasiones la solución se ha implantado tarde, la tónica general ha sido el buen funcionamiento.

Francis: A diferencia de Enrique yo tenía concentrada la docencia desde febrero a junio, así que desde casi el principio he tenido que usar herramientas de docencia no presencial. Las dos primeras semanas evalúe diferentes herramientas, tanto síncronas como asíncronas. Con unos 65 estudiantes en clase en horario de tarde las herramientas síncronas, que permiten preguntas a viva voz durante la clase, funcionaron bastante mal. Ahora sé que funcionan mucho mejor, pero entonces me dieron mejor resultado las asíncronas, en las que las preguntas se realizan a través de un chat o de un foro. Y así he impartido el curso hasta ahora.

He estado continuamente evaluando a los estudiantes como parte de la evaluación continua. Parece que los estudiantes no están descontentos, pero me han contado que lo más estresante para ellos ha sido el examen (que fue ayer y ahora estoy corrigiéndolo). Ajusté bastante la duración para evitar que hubiera tiempos muertos que fomentaran que unos se copiaran de otros, y parece que les ha generado estrés. Además, algunos han tenido algunos problemas de conexión. Así que no me queda otra que tener en cuenta estas cuestiones en mi evaluación. La docencia no presencial requiere un sobresfuerzo, pero creo que ha merecido la pena.

Lola: Nos habéis hablado desde la perspectiva de la Universidad, ¿qué sabemos de la docencia en bachillerato, secundaria y primaria?

Enrique: Pues los profesores con los que he consultado y la propia Delegada de Educación de la Junta de Andalucía en Málaga Mercedes García Paine ha reconocido e insiste en ponerlo en valor, en general todos están trabajando a destajo, dedicándole muchas más horas de las que le dedicaban antes, desarrollando tareas imaginativas, que permitan que todos vayan a una, con clases online, evaluaciones online.

Francis: Y también hay que destacar la labor de asociaciones y de la Consejería de Educación al haber suministrado 6000 tabletas con conexión wifi a aquel alumnado que está en zonas con menos recursos. Como bien decías al principio, lo importante es que nadie se quede atrás.

Isabel: Otro punto muy importante es el estado anímico del alumnado y de sus familias que pueden haberse visto afectados por el propio coronavirus o por la propia situación de tensión. Para hablar de ello tenemos hoy en antena a Miguel Ángel Rando, Coordinador del Servicio de Atención Psicológica de la Universidad de Málaga. Buenas tardes, Miguel Ángel, ¿cómo puede haber afectado esta situación al alumnado y hasta qué punto se le puede exigir un rendimiento similar a la docencia presencial?

Miguel Ángel (resumen de su respuesta): «Nadie estaba preparado para esta nueva situación. Toda nueva situación genera ansiedad al principio y la capacidad de adaptarse para reducir la ansiedad depende de cada persona (sea estudiante o profesor). Un punto clave es el entorno de estudio, que ahora había que localizar en la propia casa. No todo el mundo tiene condiciones adecuadas».

Lola: El teletrabajo ha supuesto todo un reto para el profesorado, muchos con familia y teniendo que compartir sus labores docentes durante el horario lectivo con su cuidado. ¿Cuáles son las recomendaciones de los psicólogos en estos momentos para sobrellevar lo mejor posible el teletrabajo?

Miguel Ángel (resumen de su respuesta): «Lo más importante es intentar mantener ciertas rutinas. El teletrabajo requiere mantener los horarios, para organizarse mejor el tiempo. Y si es posible habilitar una habitación que se convierta en nuestro despacho; y si no es posible, porque haya que compartirlo, que sea siempre el mismo sitio. Y con las condiciones de ergonomía más adecuadas (silla cómoda, mesa cómoda)».

Francis: Una de las quejas de muchos profesores es cómo garantizar que el alumnado no incurra en métodos fraudulentos (copiar contenidos, suplantar la identidad) sin usar sistemas de vigilancia telemática que pueden atentar contra la intimidad de las personas. ¿Desde el punto de vista de la psicología qué consejos se le pueden dar a los profesores en relación a la vigilancia no presencial en los exámenes?

Miguel Ángel (resumen de su respuesta): «Los consejos más que psicológicos son tecnológicos. Hay que usar herramientas adecuadas que eviten cualquier tipo de fraude. Siempre teniendo en cuenta que no se incumpla con la ley de protección de datos, máxime cuando los estudiantes son menores de edad (difundir vídeos en los que aparezcan es un delito)».

Enrique: La queja más común desde las asociaciones de madres y padres de alumnos es la sobrecarga de deberes en la docencia no presencial. Los más jóvenes de la casa también tienen que jugar y disfrutar de un merecido descanso. ¿Cómo pueden apoyar las madres y los padres a sus hijos para que sobrelleven lo mejor posible los inconvenientes de la docencia online?

Miguel Ángel (resumen de su respuesta): «Se ha reabierto un debate importante, si la Escuela ya está desfasada, junto con la docencia basada en contenidos, que conlleva atiborrar de deberes a los estudiantes. Así en el confinamiento se ha planteado que los padres enseñen a sus hijos a las tareas básicas de la vida diaria de un ciudadano. Hay que ayudarles, prestarles todo el apoyo y la máxima atención. Y desde la academia, nunca atiborrarles de deberes que luego tienen poco impacto formativo en su futuro y que lo único que hacen es rellenar horas».

Isabel: Quien se acuerda de los papas y las mamas, que nos hemos vuelto locos en todo este tiempo. Necesitamos una ayudita…

Miguel Ángel (resumen de su respuesta): «Las madres y padres son los héroes de esta situación porque han asumido tareas docentes, tareas del hogar, salir a hacer la compra, seguir teletrabajando, y todo en un mismo espacio, todo condensado en casa. Lo más importantes es crear momentos de ocio en familia; como siempre estamos juntos parece innecesario, pero en estos momentos fundamental crear estos periodos de ocio y de descanso en común. Así se evita que todo el tiempo esté dedicado a hacer cosas, a producir».

Isabel: Despedida y cierre.



1 Comentario

  1. Me encanta el programa Ciencia para todos lo sigo hace mucho tiempo,es muy importante la divulgación científica y que la ciencia llegue a todo el mundo de un modo entendible y ameno

Deja un comentario