Publicado en Nature: Fabrican tejidos que acumulan gotas de agua a partir de la humedad ambiental imitando a las telas de araña

Por Francisco R. Villatoro, el 4 febrero, 2010. Categoría(s): Biología • Ciencia • Física • Nanotecnología • Noticias • Physics • Science ✎ 2

Las telas de araña suelen estar decoradas con gotas de rocío. La seda de araña es capaz de recolectar humedad (agua) del aire de forma muy eficiente y no necesita del rocío matinal para adquirir su aspecto perlado. Zheng et al. han encontrado la razón física y han fabricado fibras artificiales que exhiben la misma capacidad de recolección de agua. En un futuro, estas fibras permitirán la fabricación de tejidos para prendas de vestir que imitarán a los escarabajos del desierto, en cuya espalda se ha observado un patrón de regiones hidrofóbicas e hidrofílicas micrométricas que les permite capturar agua del aire húmedo. Telas de araña para salvar al sediento en el desierto. Quizás, sólo futurología, pero quien sabe… Nos lo cuenta Magdalena Helmer, “Biomaterials: Dew catchers,” News and Views, Nature 463: 618, 4 February 2010, haciéndose eco del artículo científico de Yongmei Zheng et al., “Directional water collection on wetted spider silk,” Nature 463: 640-643, 4 February 2010.

Zheng et al. han estudiado fibras de seda de la araña Uloborus walckenaerius utilizando un microscopio electrónico. Han observado que el contacto inicial con el agua provoca que las fibras hidrofílicas se reestructuren generando nudos separados entre sí por hilitos donde la fibra es cuatro veces más delgada. El agua se condensa aleatoriamente en estos nudos y en las intersecciones o uniones entre fibras de la tela de araña. Las gotitas crecen mejor en las uniones acumulando humedad del aire hasta alcanzar un tamaño crítico a partir del cual se deslizan por los hilitos hasta acumularse en las gotas que se encuentran en los nudos, liberando la intersección para volver a repetir el ciclo de condensación y recolección. Zheng et al. han demostrado que la microestructura de las fibras de seda es fundamental para la recolección de agua. Los hilos de las telas de araña están formados por nanofibras distribuidas aleatoriamente que producen una superficie rugosa, pero las nanofibras en las uniones entre hilos están alineadas y presentan una superficie lisa. Esta diferencia es la responsable de la formación de un gradiente de energía superficial que provoca que las gotas de agua se deformen y sufran fuerzas de tensión superficial que dirige las gotas de agua desde los uniones entre fibras hasta los nudos en los hilos. La rugosidad de los hilos es debida a la orientación y al alineamiento de las nanofibras. Un gran trabajo de investigación que promete importantes repercusiones tecnológicas en la industria textil.



2 Comentarios

  1. Tal vez pueda tener aplicación para captar agua como fuente alternativa o en zonas donde otras fuentes son inexistentes o inviables. Tengo leido que ya existen plantas experimentales (creo era en canarias) pero implementando este avance tecnológico su eficacia sería superior.

Deja un comentario