Los beneficios de PLoS y la nueva revisión por pares en la revista PLoS ONE

Dibujo20131119  Dibujo20131120 world largest journal - plos one - articles per year - net revenue and expenses

La editorial PLoS (Public Library of Science) fue fundada en el año 2000 como una entidad sin ánimo de lucro y ha estado viviendo de donaciones hasta el año 2010; en el año 2012 logró cuantiosos beneficios (unos 7 millones de dólares), gracias a la mayor revista científica del mundo, PLoS ONE (que publicará más de 30.000 artículos en 2013). PLoS ya no puede ser una editorial sin ánimo de lucro. Su presidente Peter Jerram ha abandonado su puesto y le ha sustituido Elizabeth Marincola. Su visión comercial parece que no tiene límites y ha afirmado que le gustaría eliminar la revisión por pares de PLoS ONE, sustituyéndola por una nueva revisión por pares realizada tras la publicación del artículo. Para ello ha puesto a investigar a su gabinete de I+D, llamado PLoS Labs, en cómo desarrollar este nuevo concepto de revisión por pares para que PLoS ONE no pierda su índice de impacto y su prestigio (o sea para que no pierda beneficios futuros). En lugar de reducir la tarifa que los autores pagan por publicar (1.350 dólares por artículo en PLoS ONE) hasta lograr que PLoS deje de tener beneficios y pueda volver a ser una sociedad sin ánimo de lucro, Marincola tiene ideas que en España podríamos calificar de «peseteras» (ha llegado a decir que está perdiendo dinero porque en los últimos cuatro años no ha subido la tarifa por publicar en sus revistas y ha estimado una pérdida de 4,3 millones de dólares por este concepto). Damian Pattinson, director editorial de PLoS ONE, comparte las mismas ideas de Marincola. Abaratar lo que pagan los autores por publicar en las revistas de PLoS no es la prioridad y hay objetivos inmediatos mucho más importantes. Nos lo cuenta Richard Van Noorden, «PLOS profits prompt revamp. Incoming boss plans peer-review shake-up at Public Library of Science,» Nature 503: 320–321, 21 Nov 2013.

Como bien sabéis los lectores habituales de este blog, estoy a favor de las revistas de acceso abierto (open access), pero no me gusta la filosofía empresarial que ha marcado la evolución de PLoS en los últimos tres años. Sé que muchos lectores de este blog no opinan lo mismo, pero con un CEO como Marincola me huelo que en 2014 las tarifas por publicar en PLoS ONE subirán.



4 Comentarios

  1. Las tarifas son ya una pasada, 1350$, mientras que otras revistas como New Journal of Physics no llegan a los 1000$. También es cierto que a veces hacen descuentos, el único artículo que publiqué yo en PlosOne me costó unos 700$, ya que les expliqué que era un postdoc y no tenía mucha financiación. Además, el servicio editorial de NJP es mucho mejor que el de PO, que no tiene siquiera maquetación del artículo una vez aceptado.

    En cualquier caso el tema de las revistas y su modelo de negocio hay que estudiarlo mucho y con cuidado. La mayor parte del trabajo la hacemos los científicos, que escribimos y refereamos los artículos sin recibir nada de las editoriales. Eso implica que esas revistas viven del dinero público, que es el que nos mantiene a nosotros. Las revistas sólo hacen de intermediarias con los referees, toman la decisión de publicar o no, y almacenan los artículos. Hay que preguntarse por qué son tan caras.

  2. Comparado con Elsevier, estos son niños de pecho aún. Elsevier es un ejemplo mucho más grande y más obvio de empresa que se apunta al capitalismo depredador. No me gusta la evolución que describes, pero, hoy por hoy, me gustan menos los depredadores «de siempre».

  3. Lo que habría que poner encima de la mesa es la pregunta de qué servicios provee PLoS ONE a la comunidad científica que sea rentable pagar a ritmo de 1350$ de dinero público por artículo publicado.

    Ah, ninguno…

    (Pablo, no sabes las veces que echo de menos aquel blog tuyo…)

  4. Postponer la revisión por pares… ¿no supondría la desclasificación instantánea del JCR?
    Suponía que era uno de los requisitos.

    Sin entrar en el tema del precio (que es astronómico a mi parecer), creo que es interesante explorar otros modelos de revisión por pares (en el que no sólo intervengan dos o tres personas anónimas)y la posibilidad de modificar un artículo durante un tiempo en función de lo que opina un público más amplio.

    Quizá algún día tengamos artículos «vivos», en los que se puedan corregir erratas y se citen las distintas versiones. Un paso más allá del formato de papel que la tecnología nos permitiría con facilidad.

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 20 noviembre, 2013
Categoría(s): ✓ Bibliometría • Ciencia • Noticias • Peer Review (Revisión por pares) • Prensa rosa • Science
Etiqueta(s): ,