El holómetro de Hogan descarta la teoría de Hogan

Por Francisco R. Villatoro, el 8 diciembre, 2015. Categoría(s): Ciencia • Física • Noticias • Physics • Science ✎ 10

Dibujo20151208 femilab holometer hogan

Cual Juan Palomo, yo me lo guiso, yo me lo como, los primeros resultados del holómetro de Craig Hogan en el Fermilab solo han servido para refutar la teoría holográfica del propio Hogan. Como ya te conté en “Qué pasará con el principio holográfico si el holómetro de Craig Hogan no detecta nada,” LCMF, 13 Abr 2012, no ha pasado nada de nada. El principio holográfico sigue igual de firme (o igual de débil) que siempre. El hoganómetro no nos puede ofrecer ningún tipo de información sobre el principio holográfico.

Que no te engañen los medios que han dicho que el holómetro de Hogan (el hoganómetro) ha mostrado que el universo no es un holograma. Hogan desarrolló una teoría muy especulativa (que no convenció a ningún experto, pues viola las leyes de la relatividad y de la física cuántica) para justificar que le financiaran su experimento. Todo el mundo esperaba que los resultados de su experimento mostrarían que dicha teoría no tiene ni pies ni cabeza. Y los primeros resultados han confirmado lo que todo el mundo ya sabía. La teoría de Hogan no tiene ni pies ni cabeza.

Craig Hogan, cual Juan Palomo, no está preocupado. Dice que ya ha desarrollado (aunque aún no ha publicado) una nueva teoría propia que justifica que se sigan financiando mejoras en su hoganómetro. ¿Se seguirá malgastando dinero en su hoganómetro? Con toda seguridad. El Fermilab necesita proyectos como el holómetro de Hogan, que atraen la atención de los medios. ¡Qué hablen de tí, aunque sea mal! Una pena.

El artículo con los nuevos resultados es Aaron S. Chou et al., “Search for Space-Time Correlations from the Planck Scale with the Fermilab Holometer,” arXiv:1512.01216 [gr-qc]. Te recomiendo leer la traducción de Kanijo, “El holómetro descarta una teoría sobre que el universo sea un holograma,” Ciencia Kanija, 04 Dic 2015 (Andre Salles, “Holometer rules out first theory of space-time correlations,” Symmetry Magazine, 03 Dec 2015). También te recomiendo leer a Sabine Hossenfelder, aka Bee, “What Fermilab’s Holometer Experiment teaches us about Quantum Gravity,” Backreaction, 05 Dec 2015.

Dibujo20151208 schematic two co-located interferometers and associated data acquisition channels fermilab holometer

El holómetro de Hogan (que Hogan llama holómetro del Fermilab para darse autobombo, pero que algunos preferimos llamar hoganómetro) es muy atractivo para los medios porque es muy fácil de entender. Todo el mundo ha oído hablar del interferómetro de Michelson, que mostró que la velocidad de la luz en el vacío es constante. El holómetro consiste en dos interferómetros de Michelson. Más sencillo de explicar, imposible.

El holómetro es muy mediático porque Hogan afirma que puede observar las fluctuaciones del espaciotiempo asociadas a la gravedad cuántica. Todo el mundo ha oído que la gravedad cuántica sólo se puede estudiar en la escala de Planck y que esta escala está más allá del alcance de los experimentos. Según Hogan todo el mundo está equivocado y su holómetro puede lograrlo. En cierto sentido es un rebelde que lucha contra el establishment científico. Un nuevo David que lucha contra Goliat, un luchador contra viento y marea, el chico malo de la gravedad cuántica que obliga a los periodistas a afilar sus lápices.

Dibujo20151208 accumulated power spectra with 3p8 khz resolution fermilab holometer

La fenomenología de la gravedad cuántica es el campo que estudia, desde el punto de vista experimental, cómo podemos observar los efectos cuánticos en la gravedad. El holómetro está inspirado en el ruido observado por el observatorio de ondas gravitacionales GEO600, que al final fue un error sistemático (“El extraño ruido detectado en GEO 600 fue un error sistemático: no prueba que vivamos en un holograma,” LCMF, 21 Sep 2009). Los científicos que trabajan en fenomenología de la gravedad cuántica afirman que las ideas de Hogan están descartadas y confirmar que lo están es malgastar el dinero de los contribuyentes. En su opinión hay que invertirlo en ideas y teorías más prometedoras, o al menos que no estén descartadas. La ciencia no avanza cuando se confirma lo que ya se sabe. El avance requiere atravesar lo frontera hacia lo desconocido.

Dibujo20151208 upper panel shows predicted measurement significance fermilab holometer

El holómetro de Hogan mide la correlación cruzada entre las señales de alta frecuencia (hasta 6 MHz) de dos interferómetros de Michelson en configuración transversal en el Fermilab (Fermi National Accelerator Laboratory, Batavia, cerca de Chicago, EE.UU.). Tras 145 horas de toma de datos (entre julio y agosto de 2015), tras tomar más de 200 millones de espectros, se descarta cualquier tipo de correlación cruzada con 4,6 σ (sigmas) de significancia estadística. Igual que cinco sigmas se asocian a una descubrimiento, también corresponden a una refutación.

Hogan propuso que las correlaciones observables en su holómetro (que él llama ruido holográfico porque suena muy bien) son una señal macroscópica de la gravedad cuántica. Como no se han observado estas correlaciones en la frecuencia esperada, no le queda otro remedio que ajustar algunos parámetros para postdecir que dichas correlaciones están más allá del alcance de su holómetro actual. Un ajuste fino sencillo que le permitirá seguir buscando financiación para mejorar la precisión de su holómetro y para construir uno de mayor tamaño (aunque más costoso). ¿Seguirá recabando financiación aunque los expertos en gravedad cuántica se opongan a sus ideas? Me temo que sí.

En resumen, que no te engañen los medios, el holómetro de Hogan no es capaz de medir nada útil en relación al principio holográfico y sus primeros resultados así lo confirman.



10 Comentarios

  1. Francis, pues en Wikipedia y en Symmetry Magazine que es una publicación del Fermilab/SLAC se toman este experimento mucho más serio de lo que tú lo haces;

    Wikipedia: “According to the director of the project, the Holometer should be capable of detecting fluctuations in the light of a single attometer, meeting or exceeding the sensitivity required to detect the smallest units in the universe called Planck units.” y “it would be a very strong impact to one of the most open questions in fundamental physics. It would be the first proof that space-time, the fabric of the universe, is quantized.”

    Symmetry Magazine: “A small team, mostly students, built an instrument nearly as sensitive as LIGO’s to look for something completely different.” y “”The Holometer isn’t much to look at. It’s a small array of lasers and mirrors with a trailer for a control room. But the low-tech look of the device belies the fact that it is an unprecedentedly sensitive instrument, able to measure movements that last only a millionth of a second and distances that are a billionth of a billionth of a meter—a thousand times smaller than a single proton.”

    Lo siento Francis, pero esta vez no me vas a matar la ilusión, yo creo que este experimento si que va a ser seminal en el estudio científico del transcendental problema de la gravedad cuántica…

    1. El Cid, desde que publicó en Scientific American se ha convertido en una de las estrellas del Fermilab (de cara a los medios generalistas) y por ello Symmetry Magazine y el servicio de noticias del Fermilab tratan a Hogan como una estrella (una de las pocas luces en el oscuro firmamento del Fermilab hasta que las luces de NOvA y Muon g-2 apaguen a las demás).

    2. Los hechos son los hechos. Las palabras, aunque vengan del Fermilab, solo son palabras; y si hay dinero de por medio, menos aún.
      Por cierto, una millónesima de segundo se consigue con un simple oscilador de un MHz (los procesadore corrientes, los de nuestros PC’s, corren a 3 o 4 Gigahercios).
      En cuanto al radio del protón es de 8.4 E-16 metros, que solo es 840 veces mayor que “a billionth of a billionth of a meter” que en inglés equivale a E-18 metros. Esos valores de los que habla Symmetry Magazine son cosa corriente incluso entre aparatos caseros.

  2. Me parece que fue aquí donde se comentó también que el estudio de fuentes de rayos gamma también había puesto límites muy estrictos. En fin… parece que las cosas no pintan muy bien.

  3. “… anomalía etérica…” Rimbombante nombre para el penoso cherry picking de llevar el agua a tu molino, el último experimento del que hablas tiene 83 años.
    Al final, por muchos esfuerzos que se hagan para disimular, puede acabar aflorando el magufo que se lleva dentro…

  4. Una pregunta a destiempo, el cachivache (o cualquier componente involucrado) de este hombre directa o indirectamente ¿podría servir para alguna otra cosa? No sería la primera vez que se hace una cobertura con una estupidez para testar una cosa que de otro modo llamaría la atención (y que obviamente no puede mantenerse en secreto).

    1. Ni idea, Duda. Se trata de interferómetros tipo Michelson que permiten medir lo mismo que ya se ha medido muchas veces en otras ocasiones. Pero en estos asuntos hay que confiar en la imaginación de Hogan y los jóvenes de su equipo, quizás se les ocurra otras cosas interesantes que medir.

  5. Es curioso. El experimento de Michelson-Morley nunca descartó la existencia el éter, solo probó que la luz no lo necesitaba para desplazarse…. o sí? en realidad podría ser que el éter fuese lo que ahora conocemos como “espuma cuántica”? y quien dice que la luz no necesite de esta “espuma cuántica” para desplazarse?… y entonces si esto fuese así. ¿Qué probó el experimento de Michelson-Morley? Que el éter, tal como se concebía en esa época no existe, en eso estoy de acuerdo. Y esa es la cuestión.

  6. Que la teoría de Hogan contradiga a la relatividad einsteiniana y a la física cuántica no tiene nada de malo. Es sabido que una contradice a la otra, entonces una debe ser falsa, o las dos. La primera es definitivamente falsa ya que la TRG contradice a la TRR y ambas al principio de relatividad. Cualquier teoría nueva es atendible porque las actuales son aberraciones exasperantes.

    1. José Miguel, pero no olvides que, por ahora, todas las observaciones y todos los experimentos están de acuerdo con la relatividad de Einstein y la física cuántica, en contra de las ideas de Hogan (incluso las del propio Hogan y su holómetro). Él sabe aceptar la situación.

Deja un comentario