Podcast CB S&R 221: Energía oscura, serie Chernobyl, pluricelularidad y más noticias

He participado en el episodio 221 del podcast Coffee Break: Señal y Ruido [iVooxiTunes], titulado “Ep221: Serie Chernobyl; Energía Oscura/Gravedad Cuántica; Nuevos Exoplanetas; Más Metano en Marte; Seres Pluricelulares”, 20 jun 2019. “Todos los comentarios vertidos durante la tertulia representan únicamente la opinión de quien los hace… y a veces ni eso. CB:SyR es una colaboración entre el Área de Investigación y la Unidad de Comunicación y Cultura Científica (UC3) del Instituto de Astrofísica de Canarias”.

Ir a descargar

En la foto, abajo, Andrés Asensio @aasensior, y Carlos Westendorp @cwestend, y arriba, Alberto Aparici @cienciabrujula (por videoconferencia), Ignacio Crespo @SdeStendhal (por videoconferencia), y Francis Villatoro @emulenews (por videoconferencia).

Recomendamos el blog de Héctor Socas que acaba de nacer, Tinieblas y estrellas. Su primera pieza es «Los OVNIs del New York Times,» Tinieblas y estrellas, 24 jun 2019. Nos explica el caso ovni publicado en The New York Times, que resulta ser una imagen en infrarrojo de un avión (recuerda que sus motores calientan el aire a su alrededor; el movimiento brusco de la imagen es debido a la propia cámara usada para tomarla desde el avión. La explicación de Héctor es estupenda, así que te recomiendo disfrutarla en su blog (una pieza de casi 9000 palabras, pero que merece la pena).

El artículo es M. Zechmeister, S. Dreizler, …, M. R. Zapatero Osorio, «The CARMENES search for exoplanets around M dwarfs. Two temperate Earth-mass planet candidates around Teegarden’s Star,» Astronomy & Astrophysics (12 Jun 2019), doi: 10.1051/0004-6361/201935460arXiv:1906.07196 [astro-ph.EP] (17 Jun 2019).

El rover Curiosity de la NASA observó la semana pasada un intenso pico de metano. Todavía no se ha publicado ningún artículo científico. Jorge Pla-García‏, @JorgePlaGarcia, nos cuenta que: «Un descubrimiento inesperado para muchos, ya que los picos de metano tenían grandes barras de error (no es el caso). Nueva pieza de un rompecabezas que se va complicando cada vez más. Para mi SOLO hay una respuesta: algo desconocido esta destruyendo rapidísimamente el metano producido cerca del suelo, impidiendo que llegue a las capas medias de la atmósfera (es lo que hace en los modelos) donde debería (NO es el caso) ser detectado por TGO. [La] hipótesis que más gusta a la comunidad es la desestabilización de hielos de clatrato en el subsuelo, pero es importante resaltar que: (1) aunque las condiciones del subsuelo de Marte son ideales para que existan estos hielos de clatratos (con metano atrapado en sus moléculas), todavía NO han sido descubiertos; (2) ademas de los clatratos, NO deben descartarse otras posibles fuentes como geológicas, geotermales, serpentinización, fuentes exógenas (cometas, radiación UV…), interacción regolito-atmósfera (dust devils, UV), vulcanismo, contaminación del rover, falsos positivos, etc…» Más información en Jonathan Amos, «Nasa’s Curiosity Mars rover senses methane spike,» BBC Science, 24 Jun 2019.

Carlos e Ignacio nos hablan de Chernóbil, tanto la serie de HBO, como el famoso accidente nuclear. Alberto nos habla de un error en el guión asociado a un haz de luz que se ve salir del reactor hacia arriba en la serie. Pero físicamente es imposible, de hecho, nadie lo vió en su momento, aunque como dice Alberto queda «muy bonito» en el guión. Más información sobre la física de posibles fenómenos luminosos en la explosión (aunque difíciles de ver) en el artículo de Lars-Erik De Geer, Christer Persson, Henning Rodhe, «A Nuclear Jet at Chernobyl Around 21:23:45 UTC on April 25, 1986,» Nuclear Technology 201: 11-22 (2018), doi: 10.1080/00295450.2017.1384269.

Ignacio se centra en los errores médicos de la serie. Hay muchos errores debidos a que el guión se basa en las opiniones de la gente, entrevistados en varios libros, que no siendo expertos en medicina radiológica, acaban resultando en graves errores médicos. Un buen resumen en la pieza de Ignacio Crespo, «Chernobyl, una ficción sanitaria,» S de Stendhal, 10 jun 2019; también en Aria Bendix, «What HBO’s ‘Chernobyl’ gets right (and wrong) about the world’s worst nuclear power plant accident,» Business Insider, 04 jun 2019, y Jim Smith, «10 Times HBO’s ‘Chernobyl’ Got the Science Wrong,» Live Science, 21 Jun 2019.

Hay muchos artículos recomendables sobre los efectos de la radiación, por ejemplo, V. V. Kashcheev, S. Yu. Chekin, …, V. K. Ivanov, «Incidence and mortality of solid cancer among emergency workers of the Chernobyl accident: assessment of radiation risks for the follow-up period of 1992–2009,» Radiation and Environmental Biophysics 54: 13-23 (2015), doi: 10.1007/s00411-014-0572-3; Kenji Kamiya, Kotaro Ozasa, …, Richard Wakeford, «Long-term effects of radiation exposure on health,» The Lancet 386: 469-478 (2015), doi: 10.1016/S0140-6736(15)61167-9.

Alberto nos comenta (ya lo hizo en su sección de la Brújula de Onda Cero [s08e34 en iVoox]) una posible explicación de la energía oscura basada en una gravitación unimodular con violación de la conservación de la energía. Más aún, dicha violación podría tener su origen en la discretización del espaciotiempo. La estimación del orden de magnitud para la energía oscura resulta coincidir con las observaciones. 

Los artículos son Alejandro Perez, Daniel Sudarsky, «Dark Energy from Quantum Gravity Discreteness,» Phys. Rev. Lett. 122: 221302 (07 Jun 2019), doi: 10.1103/PhysRevLett.122.221302, y  Thibaut Josset, Alejandro Perez, Daniel Sudarsky, «Dark Energy from Violation of Energy Conservation,» Phys. Rev. Lett. 118: 021102 (11 Jan 2017), doi: 10.1103/PhysRevLett.118.021102.

Nos cuenta Ignacio el origen de la multicelularidad en animales según un reciente artículo en Nature. Las «células madre» de las esponjas parece que fueron las que inventaron la idea de la multicelularidad. El estudio genómico (basado en el transcriptoma, es decir, los genes expresados en las diferentes células ) se ha centrado en las células somáticas de una esponja llamada Amphimedon queenslandica; en concreto, en sus coanocitos, arqueocitos mesenquimales pluripotentes (las «células madre» de las esponjas) y pinacocitos epiteliales.

Se pensaba que la multicelularidad nació en un ancestro unicelular que se parecía a los coanocitos de las esponja y a los coanoflagelados unicelulares. Pero resulta que el transcriptoma de los coanocitos es muy diferente al de los coanoflagelados. Más aún, un árbol filogenético basado en el transcriptoma apunta a que los arqueocitos pluripotentes son más parecidos al ancestro unicelular, aunque su morfología actual sea muy diferente, que los coanocitos. El artículo es Shunsuke Sogabe, William L. Hatleberg, …, Bernard M. Degnan, «Pluripotency and the origin of animal multicellularity,» Nature 570: 519-522 (12 Jun 2019), doi: 10.1038/s41586-019-1290-4.

¡Qué disfrutes del podcast!



4 Comentarios

  1. Buenas, muchas de las cosas criticadas a la serie Chernóbil en el link en Español se basan únicamente en el argumento de autoridad, sin citar fuente alguna ni explicar nada y algunas son directamente falsas, como que los reactores soviéticos fueran inestables, cuando siguieron funcionando sin problemas décadas despues, incluidos varios de Chernóbil.

    Sobre lo de volverse radiactivo man, es cierto que se ha exagerado mucho sobre el tema, pero al menos en las primeras horas, la cascada de reacciones que se producen por la irradiación neutrónica sí provocan radiación.

  2. El hiperenlace del episodio 221 apunta al 220. El Universo se debe de haber expandido entre que lo escribiste y lo he leído y ahora apunta a donde no era. ;P

  3. Hola,pues no se como sentara esto al Coronel Fernando Cámara.

    Pero mi Coronel,no se preocupe nosotros tenemos la mejor película,
    y eso nunca nos la podrán quitar.

    Un saludo y gracias.

Deja un comentario

Por Francisco R. Villatoro
Publicado el ⌚ 28 junio, 2019
Categoría(s): ✓ Biología • Ciencia • Física • Noticias • Physics • Recomendación • Science
Etiqueta(s): ,