La evolución de la inmunidad al SARS-CoV-2 tras superar la COVID-19

Por Francisco R. Villatoro, el 20 enero, 2021. Categoría(s): Biología • Ciencia • Medicina • Nature • Noticias • Science • Virología ✎ 14
Science (06 Jan 2021), doi: https://doi.org/10.1126/science.abf4063.

La evolución de la memoria inmunitaria tras superar la COVID-19 es un tema que despierta gran interés. Se publican en Nature y Science sendos artículos que observan que los linfocitos B mantienen sus títulos y retienen su capacidad de producir anticuerpos contra futuras reinfecciones hasta 191 días (6.2 meses) y hasta 240 días (8 meses), respectivamente. Estos estudios de la respuesta inmunitaria celular y humoral aparecieron como preprints en bioRxiv en noviembre de 2020, generando cierto eco mediático (entonces el de Science solo alcanzaba 6 meses). En Nature se estudia a 87 personas (se excluyeron 13 de las 100 iniciales) y en Science a 188 (108 mujeres). Todo apunta a que la memoria inmunitaria contra el SARS-CoV-2 en los linfocitos B es duradera (quizás incluso sea permanente), en la línea de la inmunidad contra el SARS-CoV-1 que se sabe que supera los 17 años. Buenas noticias para la eficiencia de las vacunas eficaces.

Ambos trabajos también han explorado la respuesta inmunitaria humoral, los anticuerpos IgM, IgG y IgA contra el dominio de unión al receptor (RBD) de la espícula (proteína S) y la nucleocápside (proteína N) del SARS-CoV-2. El artículo de Science observa que los anticuerpos IgG y IgA se mantienen casi constantes hasta los seis meses, pero los IgM decrecen de forma significativa. El artículo de Nature observa que los anticuerpos IgM e IgG decrecen mucho, mientras que los IgA decrecen mucho menos. En ambos casos, lo más relevante es la respuesta inmunitaria celular. En cuanto a los linfocitos T CD4+ (colaboradores) y los linfocitos T CD8+ (citotóxicos) sus títulos decrecen y su vida media está entre 3 y 5 meses. Así, cada componente del sistema inmunitario tiene una cinética (evolución en el tiempo) diferente tras la infección con COVID-19.

Por cierto, el artículo de Nature presenta el resultado de biopsias mostrando la persistencia de ARN del SARS-CoV-2 en el intestino delgado de pacientes (incluso en los asintomáticos); en la primera versión del preprint en bioRxiv también se mostraban imágenes con coronavirus en estas biopsias, pero como no se logró demostrar que fueran de SARS-CoV-2 se eliminaron en el artículo de Nature (es lo que tiene la revisión por pares). El papel de los reservorios intestinales del coronavirus tendrá que ser explorado en futuras investigaciones, pero podría ser relevante en la persistencia de la memoria inmunitaria. Los dos artículos son Christian Gaebler, …, Marina Caskey, Michel C. Nussenzweig, «Evolution of antibody immunity to SARS-CoV-2,» Nature (18 Jan 2021), doi: https://doi.org/10.1038/s41586-021-03207-w, bioRxiv preprint (05 Nov 2020), doi: https://doi.org/10.1101/2020.11.03.367391; y Jennifer M. Dan, Jose Mateus, …, Shane Crotty, «Immunological memory to SARS-CoV-2 assessed for greater than six months after infection,» Science (06 Jan 2021), doi: https://doi.org/10.1126/science.abf4063, bioRxiv preprint (16 Nov 2020), doi: https://doi.org/10.1101/2020.11.15.383323. Resultados similares pero con solo 25 pacientes se publicaron en Gemma E. Hartley, Emily S.J. Edwards, …, Menno C. van Zelm, «Rapid generation of durable B cell memory to SARS-CoV-2 spike and nucleocapsid proteins in COVID-19 and convalescence,» Science Immunology 5: eabf8891 (22 Dec 2020), doi: https://doi.org/10.1126/sciimmunol.abf8891, medRxiv preprint (20 Nov 2020), doi: https://doi.org/10.1101/2020.11.17.20233544.

Nature (18 Jan 2021), doi: https://doi.org/10.1038/s41586-021-03207-w.

La memoria inmunitaria celular en los linfocitos B se estudia mediante citometría de flujo a partir de muestras de plasma de los pacientes. El artículo de Nature muestra que el porcentaje de linfocitos B de memoria que producen anticuerpos contra el RBD de la espícula crece marginalmente entre 1.3 y 6.2 meses. Esta figura muestra el cambio para cinco clones (COV21, COV47, COV57, COV72, COV96 y COV107) de los 122 estudiados para los idiotipos VL y VH (las dos regiones variables de la región en V de las IgG, o inmunoglobulinas G); recuerda que los linfocitos B son policlonales y maduran dando lugar a clones que son específicos para diferentes antígenos. Se ha observado que 43 de los clones presentes a los 1.3 meses no eran detectables a los 6.2 meses, mientras que se observaron 22 nuevos clones; se interpreta este resultado como indicación de que existen restos del coronavirus en los pacientes que siguen dando lugar a respuesta inmunitaria celular.

Science (06 Jan 2021), doi: https://doi.org/10.1126/science.abf4063.

El artículo en Science muestra que los títulos de los linfocitos T CD4+ (colaboradores) y CD8+ (citotóxicos) decrecen con el tiempo. La proporción de individuos con CD8+ después de los 6 meses fue de solo el 50 %, mientras que con CD4+ fue del 92 %; así los resultados para los CD8+ podrían estar subestimados. Aún así no me resisto a detallarlos: la vida media de los CD8+ específicos del SARS-CoV-2 (proteínas S, M, N y ORF3a) es de t1/2 = 125 días (R = −0.24, p = 0.0003), aunque solo para los específicos de la espícula (proteína S) es de t1/2 = 225 días (R = −0.18, p = 0.007); mientras la vida media de los CD4+ específicos del SARS-CoV-2 es de t1/2 = 94 días (R = −0.29, p<0.0001), y la de los específicos de la espícula es de t1/2 = 139 días (R = −0.26, p<0.0001).

Nature (18 Jan 2021), doi: https://doi.org/10.1038/s41586-021-03207-w. La barra de escala es de 100 µm.

El artículo de Nature presenta imágenes por inmunofluorescencia de biopsias de tejido de la nasofaringe y del intestino delgado de 14 pacientes muestran la presencia de antígenos durante al menos 4 meses (las biopsias se realizaron entre 2.8 y 5.7 meses tras la infección). En 5 de los 14 pacientes se detectó el receptor ACE2 humano y la proteína N de nucleocápside del SARS-CoV-2 en enterocitos intestinales (no se encontraron en las biopsias de los controles). En 3 de los 14 participantes se pudo usar la PCR (pues el número de ciclos Ct < 40) para verificar que era SARS-CoV-2. Así los resultados apoyan la hipótesis de que los complejos inmunes (antígeno-anticuerpo) se retienen en la superficie de las células dendríticas foliculares durante mucho tiempo; estos complejos actúan como fuente potencial de antígenos y podrían estar detrás del incremento con el tiempo de los títulos de los linfocitos B de memoria.

bioRxiv (05 Nov 2020), https://www.biorxiv.org/content/10.1101/2020.11.03.367391v1.

En la primera versión (v1) del preprint en bioRxiv se incluyen imágenes tomográficas que muestran la presencia de coronavirus encerrados en compartimentos dentro del citoplasma de los enterocitos en las biopsias del intestino (íleon y duodeno). Dichas imágenes han sido eliminadas de la segunda versión (v2) y del artículo publicado en Nature; la razón debe ser que no hay pruebas de que sean de SARS-CoV-2, pudiendo ser restos de otros coronavirus (en la revisión por pares es habitual solicitar pruebas adicionales que apoyen las hipótesis dudosas, que si no son aportadas requieren la eliminación de dichos resultados). Creo que es relevante recordar que muchos virus persisten durante mucho tiempo en ciertos tejidos del organismo (por ejemplo, el virus del Ébola se oculta en el fluido ocular durante más de un mes). No se puede descartar que el coronavirus SARS-CoV-2 también lo haga en el tejido intestinal y otros tejidos (algo que podría estar relacionado con la COVID-19 persistente). Por desgracia, no se sabe si estos viriones encapsulados dentro de los enterocitos son infectivos.

En resumen, la memoria inmunitaria inducida por la infección de la COVID-19 parece durar bastante tiempo (al menos 8 meses y probablemente mucho más). La memoria más duradera es la asociada a los epítopos de la espícula del coronavirus, una buena noticia para las vacunas que se basan en vehicular la proteína S para inducir esta memoria. Sin embargo, no se puede descartar que a medio o largo plazo las nuevas variantes del coronavirus acaben siendo nuevas cepas que escapen a esta memoria inmunitaria, permitiendo reinfecciones potenciales. Por ello es necesario vacunar cuanto antes a un alto porcentaje de la población susceptible a infección con objeto de contener el desarrollo y la expansión de nuevas variantes. Y no lo olvides, vacúnate cuando te llegue el turno sin dudarlo y mientras tanto recuerda que tienes que extremar las medidas para evitar contagiarte porque hasta entonces la vacuna eres tú.



14 Comentarios

  1. Gracias por una revisión tan interesante de un tema tan complejo como es el de la inmunidad post-Covid19. Habrá que releerla y echar un vistazo a los artículos originales en que se basa. Lo único que me ha resultado disonante es la admonición final: «Y no lo olvides, vacúnate cuando te llegue el turno sin dudarlo». Creo que este blog no debería ser un púlpito desde el que arengar para atraer conversos a la casusa vacunal. Para mí, su papel debería ser el de exponer objetivamente las cosas y discutirlas con serenidad, no hacer proselitismo de ningún tipo.

    Para los que hemos seguido el tema desde el principio ha quedado bastante claro que Sars-CoV-2 no es un virus con una especial tendencia a mutar, posiblemente porque, aun siendo un virus RNA, tiene mecanismos de corrección de errores de copia que lo hacen razonablemente estable. Así, durante casi todo el año 2020 sólo es reseñable una mutación relevante con posibles consecuencias clínicas: la famosa D614G. Estando presente en apenas un 10% de los aislados en febrero, para junio aparece en casi el 100% de las muestras estudiadas.

    Así las cosas, a partir del otoño y especialmente desde diciembre, comienzan a aparecer diferentes variantes del virus con multiples mutaciones, muchas de ellas en la proteína S, y seguramente con potencial de generar una mayor expansión en el número de casos y tal vez favorecedoras de mecanismos de escape inmunitario frente a la acción de las vacunas.

    La nómina empieza a ser ya larga: variante inglesa, variante sudafricana, variante brasileña, y, muy recientemente, una nueva variante en Columbus, Ohio. Las dos primeras, especialmente la variante inglesa, amenazan con expandirse hasta volverse predominantes a nivel global. No sabemos todavía si la virulncia de la tercera ola pandémica en algunos paises pudiera tener algo que ver con el aumento de protagonismo de estas nuevas versiones del coronavirus de Wuhan.

    Y aquí dejo algunas preguntas para quien quiera responderlas. ¿Qué está ocurriendo?¿Por qué esta plétora de mutaciones aceleradas en un virus relativamente estable hasta ahora?¿Juegan algún papel los ensayos de vacunación en voluntarios de distintos paises con prototipos vacunales diversos?¿Tiene algo que ver el empleo en algunos pacientes de mezclas de plasmas con anticuerpos policlonales con distintos grados de capacidad neutralizante frente al virus? Y finalmente, ¿Estamos seguros de que no vamos a favorecer más esta deriva por el uso de una vacuna en la que hay depositada más fé que resultados comprobados a medio y largo plazo?.

    1. No existe la causa vacunal. Existe la causa antivacunal. Lo otro se llama seguir la evidencia.
      Es poco más que decir que si te digo que no saltes desde un noveno, hago proselitismo de la causa gravitacional.

      1. Gracias por la puntualización, Alvaro, que sin duda es muy ingeniosa. Pero, siguiendo tu ejemplo, no son parangonables la evidencia newtoniana de la gravedad con la que disponemos a raíz de un ensayo limitado en fase III empleando vacunas experimentales de un RNA sintético frente a un coronavirus pandémico nuevo.

        Yo opino que actualmente sí hay una causa, o cruzada, a favor de la vacunación, donde, a los que nos cuestionamos algunas cosas nos tienden a considerar casi como si estuvieramos cayendo en la herejía, cuando no somos directamente amenazados con veladas represalias de diversa índole.

        El tiempo dictará sentencia, pero creo que no se están apurando convenientemente las medidas epidemiológicas usuales, que sí que cuentan con un soporte empírico fuerte. Véase Wuhan en la primera época. Actualmente, enfrentados a un severo aumento exponencial de casos y bajo la amenaza de las nuevas variantes, confiarlo todo a una vacunación experimental, distribuída y administrada erráticamente, y de la que ignoramos todavía si es capaz de cortar las cadenas de transmisión del virus, me parece grave e irresponsable.

        Un cordial saludo.

      2. Que haya más información sobre las variantes muestra que ahora preocupan más y se dedican más medios a su investigación y seguimiento, no demuestra una tasa de mutación acelerada por motivos desconocidos.

        Ahora las variantes y cepas son noticia periodistica; pero ya estaban en la primera ola. Investigadores españoles las estaban documentando en nuestra primera ola, cuando los medios de comunicación las ignoraban.

        Como muestra cito el INFORME Proyecto COV20/00140 “UNA PERSPECTIVA GENÓMICA DE LA PANDEMIA:
        LECCIONES EN SALUD PÚBLICA”,

        (En España) «La primera ola estuvo dominada por hasta nueve genotipos exitosos.»

        9 genotipos 9 para la primera ola en España

        1. Sixto: Creo que el trabajo que mencionas hace alusión a la epidemiología genómica de la primera época de la pandemia en España. No alude a las mutaciones que han empezado a verse en septiembre en Inglaterra, y posteriormente en Sudáfrica y otros sitios, particularmente recayendo en la proteína S y generando una preocupación creciente. Me refiero a los cambios N501Y y E484K sobre todo, que junto a alguno más pueden incrementar la infectividad del virus y eventualmente escapar, al menos en parte, a la vacunación en curso.

    2. Para mi, el tema de contra la vacuna no se basa en su seguridad o eficacia a corto/medio plazo (orden de decadas) contra la infeccion, se basa en primero ejercer tu libertad en cuanto darse cuenta a explorar como de VOLUNTARIO es realmente, cuando dicen voluntario.

      Segundo, el cambio en el aspecto socio-economico, ahora vamos a depender como sociedad de la distribucion de vacunas? yo entiendo los programas de vacunacion anteriores pero yo las unicas vacunas que me he puesto son la triple virica, y la del tetanos, en total 4 vacunas en 4 decadas de vida. Y ahora vamos a tener que ponernos vacunas cada cuantos meses??

      De donde va a salir ese dinero? Cada vez dependemos mas y mas de ecosistemas artificiales, semillas patentadas que te impiden plantar sin licencia, y ahora vacunas cuya logistica, produccion y distribucion es privatizada.

      Cada vez hay mas leyes, mas patentes, y es un poco preocupante, pero vamos, que caera como la URSS hundidos por su propia burocracia XD.

      Con todo esto solo queria decir que hay mucho mas espectro aparte del visible y no todo el tema de las vacunas se basa en ciencia.

      Y si no porque dudamos de la eficacia de la vacuna rusa y la china? no estan basadas en ciencia tambien? o el debate cientifico es solo un comodin autoritativo (como si digo que tengo un PhD, ahi lo tuve que meter ;), para ningunear que existen otras implicaciones, y por eso no vamos a depende de una vacuna China ni una Rusa, pero si una de USA.

      1. Buena tardes.
        Apedillándose Vd Jimménez Díaz como el médico , pues eré muy cauto, por el respeto que te tengo al fundador de «la concha», la Clínica d la Concepción en Madrid puntera en los 70 y 80.

        Para mi, el tema de contra la vacuna no se basa en su seguridad o eficacia a corto/medio plazo (orden de decadas) contra la infeccion, se basa en primero ejercer tu libertad en cuanto darse cuenta a explorar como de VOLUNTARIO es realmente, cuando dicen voluntario. ESO ES LO FUNDMENTAL, AL 100 X 100 DE ACUERDO. nos ESTAN VACUNANDO SIN PODER ELEGIR NOSOTROS CUANDO, NI QUE TIPO DenVACUNA NOS MERECE MAS CONFIENZA. YO NO ME PONGO LA CUROVAC CHINA NI HARTO DE VINO PORQUE ES UN truño DE VACUNA, CON UN RESUTADO DEL 50,3 %, eso n vzle paa nada, tirar uns moneda d las mismas posibilidades. Sucesos estocásticos, etc…

        (……) pero yo las unicas vacunas que me he puesto son la triple virica, y la del tetanos, en total 4 vacunas en 4 decadas de vida. IMPOSI LE AMIGO. USTED SD HA VACUNADO DE MUCHAS MAS, MINIMO POLIO, SARAMPION Y VARICELA, COMO POCO Y ahora vamos a tener que ponernos vacunas cada cuantos meses?? NO LO SE

        De donde va a salir ese dinero? DE TUS IMPUESTOS, RECUERDA QUE HAS VOTADO UN GOBIERNO SUPERPROGRE da vez dependemos mas y mas de ecosistemas artificiales, semillas patentadas que te impiden plantar sin licencia, y ahora vacunas cuya logistica, produccion y distribucion es privatizada.

        Cada vez hay mas leyes, mas patentes, y es un poco preocupante, pero vamos, que caera como la URSS hundidos por su propia burocracia XD. ESTAMOS DISPUESTOS A CREER AQUELLO QUE ANHEAMOS, DEMOSTENES

        Con todo esto solo queria decir que hay mucho mas espectro aparte del visible y no todo el tema de las vacunas se basa en ciencia. SE EQUIVICA DE PUNTO A PUNTO, LAS VACUNAS SE HACEN CON CRITERIOSCIEJTIFICO PERO «COMO» SE ADMINISTREN SI QUE ES POLITICA

        Y si no porque dudamos de la eficacia de la vacuna rusa y la china? UES LE VOYA A dar cinco razones.

        1. SON PAISES TOTALITARIOS SIN TRANSPARENCIA NINGUNA EN EL PROCESO
        2 LA GAMALEYA SE EMPLEO EN FASE 1 EN 9, REPITO NUEVE VOLUNARIOS. ESO ES UNA VERGUENZA Y UN ROSTRO DE GRANITO, ES UNA MUESRA ABSURDAMENTE BAJA
        3 EL PARTIDO COMUNISTA CHINO HA MENTIDO DESDE EL MINUTO UNO.
        4. no estan basadas en ciencia tambien? NO
        o el debate cientifico es solo un comodin autoritativo (como si digo que tengo un PhD, YO YENGO DOS, NO COMO LOS E PEDRO ELGUAPO ahi lo tuve que meter ;), para ningunear que existen otras implicaciones, y por eso no vamos a depende de una vacuna China ni una Rusa, pero si una de USA. SE LE VE EL TUFO ANTI YANKEE….YO HE ESTADO EN USA Y LOS CONOZCO Y LOS SUFRI MAS QUE USTED, PERO CUMPLI SUS NORMAS Y APROBE SUS EXAMENES, TENGO MAS MOTIVOS PARA CRITICARLES A USA QUE USTED,
        HAY UNA SOLUCION INTERMEDIA. LA VACUNA OXFORD QUE ADEMAS VALE SOLO 4 LIBRA SPORQUE HAN RENUNCIADO A HACER CAJA . ESA ES LA QUE YO ESPERO PONERME, PERO LIBREMENTE YO Y CUANDO LO ESTIME OPORTUNO.
        PERO A DIA DE HOY VAMOS COMPLETAMENTE ABORREGADOS Y TELEDIRIGIDOS
        LE RECUERDO A USTED LAS DECLARACIONES DE FERNANDEZ , EL MENGELE FORENSE EXTREMEÑO: » hemos ido un poco lentos al principio al vacunar porque o sabíamos como iba a ir la cosa». ¿ Y los primeros abueletes que se vacunaron no fueron de ratones de pruebas? Infumable.

    3. ¿»Conversos de la causa vacunal»?
      Un poco de vergüenza leer estas cosas, pero vamos, aconsejar vacunar es lo mejor que puede hacer un blog de esta categoría.

      1. Vamos a ver, Cubo.

        Mi comentario sobre «conversos a la causa vacunal» se ciñó, dado el contexto, a las vacunas frente a la Covid-19 basadas en RNAm. No me refería a la vacunación como concepto general, que está aceptado prácticamente por todo el mundo.

        Si revisas las cifras acerca de la predisposición a ponerse estas vacunas observarás que hasta hace poco, en España al menos, casi el 70% de la gente no estaba por la labor o se lo pensaría dos veces antes de hacerlo.

        En concreto, en una encuesta publicada en El Pais el 15 de noviembre del año pasado sólo un 24% se vacunaría lo antes posible por esas fechas, frente a 37% que prefería esperar, el 20% que sólo se pincharía de ser estrictamente necesario y el 13% que ni se planteaba hacerlo.
        Más aun, según el CIS de octubre, solo el 40% se vacunaría inmediatamente, frente al 44% que no lo haría.
        Y un mes antes, en septiembre, tan sólo un tercio se vacunaría ya, otro tercio se mostraba reticente y el tercio restante se negaría.

        Las cosas han cambiado diametralmente este año. Ahora hay un deseo mayoritario por vacunarse y hasta hay políticos que se saltan su turno para hacerlo. Es a esto a lo que me refería como «conversión a la causa vacunal»

        ¿Cuáles son las razones de este cambio de tendencia?. Lo desconozco, pero sospecho que parte de la culpa la tiene una buena campaña de persuasión orquestada desde diferentes foros. Sobre la base de los increíblemente excelentes resultados de la fase III de las vacunas publicados en diversos medios, y ante las veladas amenazas sutilmente puestas en circulación, como la necesidad de un pasaporte vacunal sin el cual no se podrá viajar y hasta tal vez encontrar trabajo, la moda ha cambiado.

        Pero lo cierto es que, bajo mi punto de vista, hay puesta más fé que certezas en el tema de las vacunas de la Covid-19. Cuando estamos inmersos en una tercera ola que amenaza con ser casi peor que la primera, las actitudes a seguir no hacen de la vacuna la primera opción.

        Personalmente soy de la opinión de extremar las medidas que se han comprobado efectivas y considerar que la vacunación debe ser una opción que ha de madurarse más despacio.

  2. Muchas gracias por el artículo, Francis. Nunca defraudas.
    Una pregunta para paco o para ti, me podéis contestar por e mail si queréis. juancarlos.lopez1@correo.gob.es ó jclcorbalan@gmail.com
    ¿Me permite una pregunta Paco? Cuando el virus #SARS-CoV2 se ancla al receptor ACE/2 h de las células epitelial sufre dos cleavages

    1) Uno dependiente de furinas, que además es de nuestro organismo, por lo que enzima el virus usa nuestro sistema enzimático para anclarse (S1) y luego fusionarse (S2) y

    2) Una proteína de fusión.

    Hay un cambio conformacional y pasamos de una proteína pre fusión PDB-6VSB a otra proteína de post fusión. PDB:6LXT.

    Mis preguntas son sencillas y van motivadas a la necesidad de diseñar «in silicio» posibles antivirales como el Mesilato de Camustat que inhibe a, parecer a la TMPRSS2.

    ¿Cuándo se produce el «cleavage»?

    ¿En la superficie de la célula o en el endoplasma?

    ¿ese proceso de cambio conformacional va regido por el PH?

    Un ph muy básico ( conseguido por ejemplo tomando HCQ i¿Inhibe el proceso ?

    Si partimos dela base que el clevage de S1 y S2 es por la proteína de corte de furinas= tenemos algún antiviral a la vista usando supercomputación en programas in silicio.? «in silicio» #drug #hunter
    Si la proteína S es un trímero, es que sólo puede unirse al receptor o ligando si está en la posición «up»? Francis tú sabes mucho de esto, explica un poco mas lo del trímero y los «clash sites», por favor.
    ¿puede haber un cambio conformacional de S1 a S2 sin cleavage»?
    La vacuna china Curovac ha dado unos resultados muy pobres, sobre un 50 por ciento sólo de aumento en producción de anticuerpos. Es una vacuna china inactivada con Beta propiolactona inactiva al virus por hacer un *»stripp off» en la subunidad S1. ¿Quizás por eso apenas si genera respùesta inmunógénica.?
    https://drlopezcorbalan2.blogspot.com/

    1. Juan Carlos, te adjunto un par de artículos que pueden aclarar parte de tus dudas. El tema es demasiado complejo y yo no soy quién para explicártelo.

      1. Li F. «Structure, function, and evolution of Coronavirus spike proteins». Annu Rev Virol 2016, 3: 237–61.

      2. Millet JK, Whittaker GR. «Host cell proteases: Critical determinants of coronavirus tropism
      and pathogenesis». Virus Res 2015, 202 :120–134. http://dx.doi.org/10.1016/j.virusres.2014.11.021.

      Saludos.

Deja un comentario